Todas nuestras formulaciones se desarrollan a base de ingredientes naturales. Con el fin de obtener hierbas de alta calidad, nuestros cazadores de plantas en colaboración con el Laboratorio de Agricultura Ecológica de la Universidad Agrícola de Atenas, trazan la Flora Griega la cual es conocida por su riqueza. Seleccionan la región de cultivo ideal para cada planta que utilizamos en nuestros productos, basándose en criterios de climatología y de características del terreno, estudian sus técnicas de reproducción y la distancia de plantación, a la vez que trabajan para proteger las plantas en peligro de extinción. La Flora Griega cuenta con más de 6.500 variedades, de las cuales 1.200 son plantas autóctonas, es decir que no se encuentran en ningún otro lugar del mundo.
Después de evaluar los resultados de nuestra investigación en los terrenos más adecuados para cada planta, colaboramos dando soporte a las cooperativas agrícolas, a las comunidades y a las asociaciones locales. Los criterios sociales tales como el desempleo, las regiones rurales subdesarrolladas o la necesidad de apoyo financiero son una parte importante del proceso. En otras palabras, entre dos áreas que han logrado el mismo resultado en términos de suelo y climatología, KORRES cooperará con el área más subdesarrollada como parte de su esfuerzo continuo para apoyar a los agricultores locales y fortalecer su economía.

Cazador de plantas:

La colección de especímenes de plantas vivas de origen silvestre, a veces conocida como la caza de plantas, es una actividad que lleva produciéndose desde hace siglos. La primera evidencia registrada fue en el año 1495 aC, cuando los botánicos fueron enviados a Somalia para recoger árboles de incienso para la reina Hatshepsut. Durante la época vitoriana se vio un aumento en la actividad de la caza de la plantas, los aventureros botánicos se dedicaban a explorar el mundo con el fin de encontrar plantas exóticas para llevarse a casa. Muchas de estas plantas, terminaron en jardines botánicos o en jardines privados de ricos coleccionistas. Conocidos cazadores de plantas prolíficos, durante este período, fueron William Lobb y su hermano Thomas Lobb, George Forrest, Joseph Hooker, Charles Maries y Robert Fortune.

La historia de un explorador botánico:
KORRES cuenta con un equipo de expertos liderado por el cazador de plantas, Orestes Davias, un botánico con un verdadero amor por la naturaleza y por las plantas. Impulsado por su pasión, por la riqueza y por la diversidad de su flora nativa, la flora griega, Orestes es el encargado de buscar los ingredientes que sirven como base de todas las formulaciones de KORRES. Aunque viaje por todo el mundo, el foco de su búsqueda constante reside en la flora griega.
Nuestra forma de recolectar las plantas es respetuosa con la naturaleza, nuestra prioridad consiste en proteger los ingredientes naturales que están en peligro de extinción. El equipo de cazadores de plantas está compuesto por botánicos, agrónomos, químicos, ingenieros químicos y farmacólogos que trabajan para mantener las poblaciones de plantas, mientras que al mismo tiempo cartografían la flora nativa.